... y otros cuentos, por Julio de Miguel Madrazo, ibm9001@gmail.com

Aquí tienes una breve reseña de mis cuentos en este blog y más abajo los encontrarás, por si te apetece leerlos.

Si quieres reproducirlos debes citar la fuente y mandarme un correo para añadir un enlace a tu publicación.

EL OBSERVADOR: Soy agnóstico, pero a veces siento necesidad de creer en algo. En este cuento reconcilio mis deseos con la realidad, mi inconsciente con la propia conciencia.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!: Es la historia de un astronauta chapado a la antigua, que tiene una última misión que realizar antes de cumplir la edad de pase a la reserva. Es algo largo, así que ten poco de paciencia y te recomiendo que sigas hasta el final. ¡Lo mejor de mis narraciones es cuando se terminan!.

NOTA: Me resulta curioso que a algunos os haya extrañado el nombre que le puse a la cibernauta que aparece en la historia, Verónica. No pretende ser ninguna alusión bíblica, simplemente ocurre que Verónica significa "auténtica imagen" y, por contraste, me pareció irresistible para alguien que practica las relaciones virtuales. Si habéis conocido a alguien en un chat ya sabréis de qué hablo.

ALGO PARECIDO A LA HISTORIA DE BUSCADOR: Es en esencia el cuento anterior reescrito desde otro punto de vista y de una manera muchísimo más breve. Podría decirse que es su conclusión, por lo que si queréis entender algo, es absolutamente preciso empezar por ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!.

DJAN: Con él pretendo explorar el mundo de las relaciones virtuales, igual lo consigo, igual no, igual a ti te ha pasado algo parecido...

JUEGOS DE ORDENADOR: No es de ciencia ficción pero me gusta. En él hablo de una farmacéutica y de un informático. Guadalupe tiene las características de muchos compañeros míos. Es una profesional de la ciencia que desconfía de la tecnología. La usa porque no hay más remedio, pero prefiere el trato humano. Paco soy más yo mismo. Muy curioso, siempre con algún proyecto raro en la cabeza, deja volar su imaginación, le gusta la informática y madura sus ideas en la cama. Yo nunca sería capaz de hacer lo que Paco, pero he sido capaz de imaginarlo. No se si captas la idea.

El cuento lo escribí para presentarlo a un concurso. El premio literario anual de la Asociación de Farmacéuticos de las Artes y las Letras. Era el año 90, el colectivo de farmacéuticos estaba en plena discusión sobre la conveniencia de informatizarse o no. Aunque los dirigentes colegiales estaban convencidos, los "boticarios" tenían sus dudas y los auxiliares de farmacia estaban generalmente en contra. En medio de esta tesitura presenté mi cuento. Decidí impactarles. Creo que me pasé.

Una aclaración: He actualizado ligeramente el cuento para eliminar algunas cosas que se habían quedado obsoletas, pero no cambian en absoluto la filosofía de la historia. Por ejemplo, donde antes hablaba de "redes informáticas" ahora hablo de "Internet" (que en el año 90 no existía tal y como la conocemos hoy).

UN MOMENTO DE IRONÍA: Es un viaje más allá de la conciencia. No sé cómo describirlo mejor. No es muy largo así que preferiblemente lo lees.

ALICIA DESTERRADA DEL PAÍS DE LAS MARAVILLAS: En realidad es la crónica de un hecho que me sucedió hace casi veinte años y que escribí un año después. Entonces estaba estudiando Psicología y trataba a todos mis conocidos como pacientes y con un exceso de empatía. Perdón.

LAS PARAFILIAS, LA FIEBRE Y YO: Es otro de los escritos que recuperé de mi época de estudiante de Psicología, concretamente de los desahogos durante los exámenes. Puede que os parezca algo raro, pero os aseguro que los textos entrecomillados (en amarillo) estaban tal cual en la bibliografía con la que preparaba el tema. No he cambiado ni una coma, no es extraño que entre eso y la fiebre acabase delirando.

HiperVida: Cuando la virtualidad sólo se diferencia de la realidad en que es mejor... ¿qué límites tenemos por delante?.

¡¡¡NINGUNO!!!

viernes, 18 de abril de 2014

Las parafilias, la fiebre y yo

Ha sido muy bonito ver las playas de Mallorca nevadas, pero la traicionera ola de frío me ha sumido en una gripe de libro, a la que no le falta ninguno de los síntomas típicos, y en unas fechas particularmente inoportunas, en plena época de exámenes. Así que estudio cuando las aspirinas consiguen bajar la fiebre y la congestión general.

Allí estaba, intentando concentrarme en mi próximo examen cuando leo:

El voyeur no está, por lo general, casado, si se compara con otros delitos sexuales”.

Me levanto de un salto y voy corriendo a ver a mi mujer. La pobre está tranquila sin imaginar nada. No sé cómo decírselo. Al final me decido:

"Aquí dice que el estar casado es un delito sexual".

Ella lee el párrafo que le señalo y me besa la frente. Es su manera tierna de comprobar mi temperatura.

"Cariño -me dice-, creo que deberías volver a la cama".

"¡Que no! -insisto-. Algo pasa con las comas, pero ahí dice que el matrimonio es delito".

Quizás las parafilias no era el mejor tema para estudiar en mi estado, pero soy muy sistemático, estaba preparando la asignatura de psicopatología y ese era el tema que tocaba.

Bebo un vaso de agua y procuro seguir concentrado en lo mío. Algo más adelante me encuentro otra lindeza:

Rachman y Hodgson en un experimento ingenioso de condicionamiento, en el que utilizaron como estímulos condicionados botas de mujer y como estímulos incondicionales desnudos femeninos, fueron capaces de convertir en fetichista a toda una serie de sujetos heterosexuales normales”.

Esta vez fue mi mujer la que vino corriendo cuando me oyó gritar: "¡La madre que los parió al Rachman y al otro!".

Pero sigo leyendo:

Algunos han criticado los resultados de este experimento, aduciendo la existencia de una preparación biológica al desarrollo de este tipo de asociaciones con estímulos de cuero (por lo que de piel tienen)”.

¡Dios mío!, estos dos va a Ubrique y ponen a toda la población en cuarentena. ¡Allí todos trabajan en cueros!.

Otro parrafito. Éste sobre tratamiento de exhibicionistas:

Tras analizar el tipo de mujeres que idealmente desencadenan su deseo exhibicionista, hemos recabado la colaboración de estudiantes que reúnen estas características, hemos animado al exhibicionista a completar su exhibición y a “aguantar el tipo” en su presencia.

Nuestras voluntarias has sido instruidas a reaccionar de la manera que sabemos es más temida por nuestro cliente, realizando comentarios despectivos del estilo:

-        ¿Dónde vas con eso…?.

-        ¡La de mi novio tendrías que haber visto tú…!.

-        ¿Crees tú que alguna mujer se va a fijar en esa porquería tuya?.

-        ¡No insultes la inteligencia y el buen gusto de las mujeres con semejante pingajo…!”.

Me gustan los tratamientos imaginativos. Éste parece efectivo para el exhibicionismo, ¡lo que me quedan dudas es respecto a la depresión posterior!.

Pero no penséis que sólo he sacado ciencia de este tema. También me ha proporcionado interesantes perspectivas para el desarrollo profesional futuro:

Uno de mis usuarios se excitaba mirando a mujeres que tendían la ropa en un balcón, espiando sus piernas por debajo de la bata de andar por casa”.

No dudo de que el párrafo os ha impactado tanto como a mí. Pero yo no sabía muy bien por qué. En mi estado me parecía normal que el buen hombre se erotizase mirando a su vecina con la bata de boatiné, los rulos, las chanclas y los calcetines de lana caídos en los tobillos.

Pero no. Tras una segunda lectura caí en que lo que me llamaba la atención era el término "usuario", no paciente, ni cliente. Usuario. Inmediatamente se me ocurrió inundar Palma de octavillas con el siguiente texto:

"Su psicólogo a su servicio. Si se encuentra mal úseme, aunque sea un poquito".

Al oír esto, mi mujer sacó unas fuerzas que ignoraba que tenía y me llevó en volandas a la cama. Luego me trajo una aspirina con un carajillo de Amazonas y hoy ya estoy algo mejor, pero os juro que no me he inventado nada de lo que os he contado, a buen seguro algún otro estudiante de Psicología lo habrá reconocido en sus textos.

Suerte en los exámenes. Yo me temo que la voy a necesitar.


FIN


Aclaración: Amazona (aunque todo el mundo lo conoce como “Amazonas”) es un ron dulce que se fabrica en Mallorca, ideal para carajillos, de los que llevo años investigando las propiedades curativas. Ya os contaré.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails